Artículo 35 del Código Penal Explicado

Son penas privativas de libertad la prisión permanente revisable, la prisión, la localización permanente y la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa. Su cumplimiento, así como los beneficios penitenciarios que supongan acortamiento de la condena, se ajustarán a lo dispuesto en las leyes y en este Código.

art 35 cp

¿Qué nos indica el Artículo 35 del Código Penal?

El Artículo 35 del Código Penal establece las diferentes penas privativas de libertad que pueden ser impuestas a los infractores de la ley. Estas penas son la prisión permanente revisable, la prisión, la localización permanente y la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa. También se menciona que el cumplimiento de estas penas, así como los beneficios penitenciarios que puedan implicar la reducción de la condena, deben ajustarse a lo que establecen las leyes y el propio Código Penal.

El Artículo 35 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 35 del Código Penal nos informa sobre las diferentes penas privativas de libertad que pueden ser impuestas a los delincuentes en España. Estas penas pueden variar en su duración y condiciones, dependiendo de la gravedad del delito cometido.

Prisión permanente revisable

La primera pena mencionada en el artículo es la prisión permanente revisable. Esta es una pena que puede ser impuesta en casos de especial gravedad, como los delitos de homicidio, violación o lesiones graves, entre otros. La particularidad de esta pena es que no tiene un límite máximo definido y su revisión dependerá del cumplimiento de ciertos requisitos establecidos por la ley.

Prisión

La pena de prisión es la más común y conocida. En este caso, el delincuente es privado de su libertad y debe cumplir la condena en un centro penitenciario durante un período determinado. La duración de la pena de prisión varía según la gravedad del delito y puede ser de meses o años.

Localización permanente

La pena de localización permanente implica que el delincuente debe permanecer en un lugar determinado durante un período de tiempo establecido. Este tipo de pena puede ser impuesta en casos de menor gravedad o como sustitución de la prisión.

Responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa

La última pena mencionada en el artículo es la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa. Esto significa que si una persona no puede pagar una multa impuesta como parte de su condena, podrá cumplir una pena de prisión en su lugar. La duración de esta pena dependerá del monto de la multa impagada.

En resumen, el Artículo 35 del Código Penal español establece las diferentes penas privativas de libertad que pueden ser impuestas a los delincuentes. Estas penas varían en su duración y condiciones dependiendo de la gravedad del delito. Además, el artículo señala que el cumplimiento de estas penas y los beneficios penitenciarios que puedan otorgarse para reducir la condena deben ajustarse a lo que establecen las leyes y el propio Código Penal.

magnifiercross