Artículo 57 del Código Penal Explicado

1. Las autoridades judiciales, en los delitos de homicidio, aborto, lesiones, contra la libertad, de torturas y contra la integridad moral, trata de seres humanos, contra la libertad e indemnidad sexuales, la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el honor, el patrimonio, el orden socioeconómico y las relaciones familiares, atendiendo a la gravedad de los hechos o al peligro que el delincuente represente, podrán acordar en sus sentencias la imposición de una o varias de las prohibiciones contempladas en el artículo 48, por un tiempo que no excederá de diez años si el delito fuera grave, o de cinco si fuera menos grave.

No obstante lo anterior, si la persona condenada lo fuera a pena de prisión y el Juez o Tribunal acordara la imposición de una o varias de dichas prohibiciones, lo hará por un tiempo superior entre uno y diez años al de la duración de la pena de prisión impuesta en la sentencia, si el delito fuera grave, y entre uno y cinco años, si fuera menos grave. En este supuesto, la pena de prisión y las prohibiciones antes citadas se cumplirán necesariamente por la persona condenada de forma simultánea.

2. En los supuestos de los delitos mencionados en el primer párrafo del apartado 1 de este artículo cometidos contra quien sea o haya sido el cónyuge, o sobre persona que esté o haya estado ligada al condenado por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a su custodia o guarda en centros públicos o privados se acordará, en todo caso, la aplicación de la pena prevista en el apartado 2 del artículo 48 por un tiempo que no excederá de diez años si el delito fuera grave, o de cinco si fuera menos grave, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo segundo del apartado anterior.

3. También podrán imponerse las prohibiciones establecidas en el artículo 48, por un periodo de tiempo que no excederá de seis meses, por la comisión de los delitos mencionados en el primer párrafo del apartado 1 de este artículo que tengan la consideración de delitos leves.

art 57 cp

¿Qué nos indica el Artículo 57 del Código Penal?

El Artículo 57 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 57 del Código Penal español se refiere a las prohibiciones que las autoridades judiciales pueden imponer a los delincuentes en casos de delitos graves o menos graves relacionados con homicidio, aborto, lesiones, libertad, torturas, trata de seres humanos, delitos sexuales, intimidad, imagen personal, inviolabilidad del domicilio, honor, patrimonio, orden socioeconómico y relaciones familiares. También se aplica en casos específicos de delitos cometidos contra cónyuges, personas con las que el condenado haya tenido una relación de afectividad, descendientes, ascendientes, hermanos, menores, personas con discapacidad, personas vulnerables sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados.

Este artículo establece que las autoridades judiciales pueden decidir en sus sentencias la imposición de una o varias prohibiciones contempladas en la ley, por un periodo máximo de diez años en casos graves y cinco años en casos menos graves. Sin embargo, si la persona condenada también recibe una pena de prisión, el juez o tribunal puede imponer prohibiciones por un periodo superior, que oscila entre uno y diez años en casos graves y uno y cinco años en casos menos graves, en relación con la duración de la pena de prisión impuesta en la sentencia. En estos casos, tanto la pena de prisión como las prohibiciones se cumplirán simultáneamente.

En el caso de los delitos mencionados en el artículo, pero cometidos contra cónyuges, personas con relaciones de afectividad, familiares, menores, personas con discapacidad o personas vulnerables, se aplica automáticamente la pena prevista en el artículo, por un periodo máximo de diez años en casos graves y cinco años en casos menos graves. Además, se puede imponer prohibiciones adicionales según lo establecido en el artículo anteriormente mencionado.

Por último, el artículo también contempla la posibilidad de imponer prohibiciones por un periodo máximo de seis meses en casos de delitos leves relacionados con los temas mencionados anteriormente.

En resumen, el Artículo 57 del Código Penal español establece la posibilidad de imponer prohibiciones a los delincuentes condenados por delitos graves o menos graves relacionados con homicidio, aborto, lesiones, libertad, torturas, trata de seres humanos, delitos sexuales, intimidad, imagen personal, inviolabilidad del domicilio, honor, patrimonio, orden socioeconómico y relaciones familiares. Estas prohibiciones pueden durar hasta diez años en casos graves y cinco años en casos menos graves, y pueden ser impuestas de forma simultánea a una pena de prisión impuesta en la sentencia. Además, en casos específicos de delitos cometidos contra personas con relaciones cercanas o personas vulnerables, se aplica automáticamente una pena adicional. En casos de delitos leves, estas prohibiciones pueden durar hasta seis meses.

magnifiercross