Artículo 72 del Código Penal Explicado

Los jueces o tribunales, en la aplicación de la pena, con arreglo a las normas contenidas en este capítulo, razonarán en la sentencia el grado y extensión concreta de la impuesta.

art 72 cp

¿Qué nos indica el Artículo 72 del Código Penal?

Este artículo del Código Penal establece una obligación para los jueces y tribunales al momento de aplicar una pena en un proceso judicial. Específicamente, indica que deben argumentar y justificar en la sentencia el grado y la extensión concreta de la pena impuesta.

Para entender mejor este artículo, es importante analizar detalladamente cada palabra clave:

- Jueces o tribunales: Hace referencia a los órganos encargados de administrar justicia en España, quienes tienen la función de tomar decisiones basadas en la legislación vigente y de acuerdo con los principios y garantías establecidos en la Constitución y el Código Penal.

- Aplicación de la pena: Se refiere al proceso a través del cual el juez o tribunal determina la consecuencia jurídica que recaerá sobre una persona que ha cometido un delito, según lo establecido en el Código Penal.

- Normas contenidas en este capítulo: Hace referencia a las disposiciones legales que regulan la imposición y concreción de las penas en el Código Penal. Cada capítulo del Código Penal tiene una temática específica y establece las normas aplicables a cada tipo de delito.

- Razonar en la sentencia: Implica que el juez o tribunal debe explicar y argumentar de manera fundamentada las razones por las cuales se impone una determinada pena, teniendo en cuenta las circunstancias del caso y los criterios legales aplicables.

- Grado y extensión concreta: Se refiere al nivel de la pena y a su duración o cuantificación específica. El juez o tribunal debe determinar de manera precisa cuál será la pena a imponer, teniendo en cuenta las circunstancias del caso y las previsiones legales correspondientes.

El Artículo 72 del Código Penal: explicación sencilla

En términos simples, el Artículo 72 del Código Penal establece la obligación para los jueces y tribunales de argumentar y justificar en la sentencia el grado y la extensión concreta de la pena impuesta a una persona que ha cometido un delito. Esto significa que, al momento de dictar la sentencia, el juez o tribunal deben explicar de forma detallada las razones por las cuales se ha elegido una determinada pena y cuál es su duración o cuantificación exacta.

Esta obligación tiene como objetivo fundamental garantizar la transparencia, claridad y fundamentación de las decisiones judiciales en materia penal. De esta manera, se busca asegurar que la pena impuesta sea proporcional al delito cometido y se ajuste a los criterios y previsiones legales establecidos.

Al argumentar y justificar la pena impuesta, los jueces y tribunales deben tener en cuenta diversos factores como las circunstancias del caso, las características del delito, la personalidad del delincuente, entre otros elementos relevantes. Esto permite individualizar la pena de acuerdo con las particularidades de cada situación, evitando así tratos injustos o desproporcionados.

En conclusión, el Artículo 72 del Código Penal garantiza la motivación y fundamentación de las penas impuestas en los procesos judiciales, promoviendo así la transparencia y legalidad en la aplicación de la justicia penal.

magnifiercross