Artículo 65 del Código Penal Explicado

1. Las circunstancias agravantes o atenuantes que consistan en cualquier causa de naturaleza personal agravarán o atenuarán la responsabilidad sólo de aquéllos en quienes concurran.

2. Las que consistan en la ejecución material del hecho o en los medios empleados para realizarla, servirán únicamente para agravar o atenuar la responsabilidad de los que hayan tenido conocimiento de ellas en el momento de la acción o de su cooperación para el delito.

3. Cuando en el inductor o en el cooperador necesario no concurran las condiciones, cualidades o relaciones personales que fundamentan la culpabilidad del autor, los jueces o tribunales podrán imponer la pena inferior en grado a la señalada por la ley para la infracción de que se trate.

art 65 cp

¿Qué nos indica el Artículo 65 del Código Penal?

El Artículo 65 del Código Penal establece las reglas para la aplicación de las circunstancias agravantes y atenuantes en la responsabilidad penal. Estas circunstancias pueden referirse a causas de naturaleza personal o a aspectos relacionados con la ejecución material del delito o los medios empleados para cometerlo.

El Artículo 65 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 65 del Código Penal nos indica cómo se deben tener en cuenta las circunstancias agravantes o atenuantes en la responsabilidad penal de los individuos. Estas circunstancias pueden ser de dos tipos:

En primer lugar, las circunstancias agravantes o atenuantes de carácter personal, es decir, aquellas que están relacionadas con las características o con el contexto personal del individuo. Estas circunstancias solo afectarán a la responsabilidad penal de aquellos individuos en quienes concurren. Por ejemplo, si una persona comete un delito mientras está bajo la influencia de sustancias psicoactivas, esta circunstancia agravante solo se aplicará a dicha persona si se demuestra que estaba bajo los efectos de dichas sustancias en el momento del delito.

En segundo lugar, las circunstancias agravantes o atenuantes relacionadas con la ejecución material del delito o los medios utilizados para cometerlo. Estas circunstancias solo afectarán a aquellos individuos que tenían conocimiento de ellas en el momento de cometer el delito o que colaboraron activamente en su realización. Por ejemplo, si una persona utiliza un arma de fuego para cometer un delito, esta circunstancia agravante solo se aplicará si se demuestra que el autor tenía conocimiento de la existencia y utilización del arma en el momento del delito.

El Artículo 65 también establece que si el inductor o cooperador necesario de un delito no tiene las mismas condiciones, cualidades o relaciones personales que fundamentan la culpabilidad del autor, los jueces o tribunales tienen la facultad de imponer una pena inferior a la establecida por la ley para ese delito. En otras palabras, si alguien participa en un delito de manera indirecta o colaborativa, pero no tiene las mismas características o responsabilidades que el autor principal, la pena impuesta puede ser menor.

En resumen, el Artículo 65 del Código Penal establece las reglas para la aplicación de las circunstancias agravantes y atenuantes en la responsabilidad penal. Estas circunstancias pueden ser de carácter personal o estar relacionadas con la ejecución material del delito, y solo afectarán a aquellos individuos en quienes concurren. Además, el artículo permite a los jueces o tribunales imponer una pena menor cuando el inductor o cooperador necesario no tenga las mismas características que el autor principal del delito.

magnifiercross