Artículo 326 bis del Código Penal Explicado

Serán castigados con las penas previstas en el artículo 325, en sus respectivos supuestos, quienes, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general, lleven a cabo la explotación de instalaciones en las que se realice una actividad peligrosa o en las que se almacenen o utilicen sustancias o preparados peligrosos de modo que causen o puedan causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, a animales o plantas, muerte o lesiones graves a las personas, o puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales.

art 326 bis cp

¿Qué nos indica el Artículo 326 bis del Código Penal?

El Artículo 326 bis del Código Penal se refiere a la explotación de instalaciones en las que se realice una actividad peligrosa o en las que se almacenen o utilicen sustancias o preparados peligrosos de modo que causen o puedan causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, a animales o plantas, muerte o lesiones graves a las personas, o puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales.

Es decir, este artículo establece las consecuencias penales para aquellas personas que contravengan las leyes o disposiciones de carácter general y lleven a cabo acciones que puedan ocasionar daños significativos al medio ambiente y causar perjuicios a la salud o seguridad de las personas.

El Artículo 326 bis del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 326 bis del Código Penal se refiere a la responsabilidad penal de las personas que realizan actividades peligrosas o utilizan sustancias peligrosas sin cumplir con las leyes o normativas establecidas para preservar la calidad del medio ambiente y proteger a las personas.

En primer lugar, el artículo menciona que se castigará con las penas establecidas en el artículo 325 a aquellas personas que lleven a cabo la explotación de instalaciones en las que se realice una actividad peligrosa. Esto incluye cualquier tipo de instalación, como fábricas, plantas de energía, depósitos de productos químicos, entre otros, donde se lleve a cabo una actividad que pueda representar un riesgo para el medio ambiente o la salud.

También se castigará a aquellas personas que almacenen o utilicen sustancias o preparados peligrosos de tal manera que causen o puedan causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas. Esto se refiere a la manipulación inadecuada o irresponsable de sustancias químicas o peligrosas, ya sea por almacenarlas en lugares no adecuados, no tomar las medidas de seguridad necesarias o incumplir con las regulaciones específicas.

Además, el artículo establece que las acciones mencionadas anteriormente deben causar o poder causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas. Esto implica que los efectos de estas acciones no pueden ser menores o insignificantes, sino que deben tener un impacto significativo y perjudicial en los recursos naturales.

Asimismo, se castigará a las personas que realicen acciones que puedan causar muerte o lesiones graves a las personas. Esto se refiere a situaciones en las que las acciones realizadas puedan poner en peligro la vida o la salud de las personas de manera grave.

Por último, el artículo menciona que se castigará a aquellas personas cuyas acciones puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales. Esto incluye cualquier acción que pueda afectar negativamente el equilibrio de los ecosistemas, ocasionando un desequilibrio en la biodiversidad y en los procesos naturales.

En resumen, el Artículo 326 bis del Código Penal establece las consecuencias legales para aquellas personas que realicen acciones que ponen en peligro el medio ambiente y la salud de las personas. Estas acciones incluyen la explotación de instalaciones peligrosas y el uso o almacenamiento irresponsable de sustancias peligrosas, con el objetivo de garantizar la protección del medio ambiente y la seguridad de todos los ciudadanos.

magnifiercross