Artículo 127 septies del Código Penal Explicado

Si la ejecución del decomiso no hubiera podido llevarse a cabo, en todo o en parte, a causa de la naturaleza o situación de los bienes, efectos o ganancias de que se trate, o por cualquier otra circunstancia, el juez o tribunal podrá, mediante auto, acordar el decomiso de otros bienes, incluso de origen lícito, que pertenezcan a los criminalmente responsables del hecho por un valor equivalente al de la parte no ejecutada del decomiso inicialmente acordado.

De igual modo se procederá, cuando se acuerde el decomiso de bienes, efectos o ganancias determinados, pero su valor sea inferior al que tenían en el momento de su adquisición.

art 127 septies cp

¿Qué nos indica el Artículo 127 septies del Código Penal?

El Artículo 127 septies del Código Penal establece una disposición legal relacionada con el decomiso de bienes en casos de delitos. Esta disposición permite al juez o tribunal acordar el decomiso de otros bienes, incluso de origen lícito, en lugar de los bienes originales que no hayan podido decomisarse debido a su naturaleza, situación u otras circunstancias. Esto se aplica cuando la ejecución del decomiso no ha podido llevarse a cabo total o parcialmente.

El artículo también establece que se puede proceder de la misma manera en casos donde se haya acordado el decomiso de bienes, efectos o ganancias determinados, pero cuyo valor sea inferior al que tenían en el momento de su adquisición.

El Artículo 127 septies del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 127 septies del Código Penal permite al juez o tribunal ordenar el decomiso de otros bienes, incluso si son de origen lícito, en lugar de los bienes originalmente destinados a ser decomisados. Esto se aplica cuando no es posible llevar a cabo el decomiso de los bienes originales debido a su naturaleza o situación, o por cualquier otra circunstancia.

Además, el artículo también establece que se puede aplicar esta disposición cuando los bienes que se han decomisado tienen un valor inferior al que tenían al momento de su adquisición.

En resumen, esta disposición busca asegurar que se pueda incautar una cantidad de bienes equivalente al valor de los bienes originalmente destinados a ser decomisados, incluso si estos nuevos bienes son de origen lícito. Esto permite garantizar que los responsables de un delito no se beneficien económicamente de manera injusta y que se puedan recuperar los recursos obtenidos de actividades delictivas.

En caso de tener cualquier duda respecto al artículo en cuestión, siempre es recomendable buscar asesoramiento legal especializado.

magnifiercross