Artículo 310 del Código Penal Explicado

Será castigado con la pena de prisión de cinco a siete meses el que estando obligado por ley tributaria a llevar contabilidad mercantil, libros o registros fiscales:

a) Incumpla absolutamente dicha obligación en régimen de estimación directa de bases tributarias.

b) Lleve contabilidades distintas que, referidas a una misma actividad y ejercicio económico, oculten o simulen la verdadera situación de la empresa.

c) No hubiere anotado en los libros obligatorios negocios, actos, operaciones o, en general, transacciones económicas, o los hubiese anotado con cifras distintas a las verdaderas.

d) Hubiere practicado en los libros obligatorios anotaciones contables ficticias.

La consideración como delito de los supuestos de hecho, a que se refieren los párrafos c) y d) anteriores, requerirá que se hayan omitido las declaraciones tributarias o que las presentadas fueren reflejo de su falsa contabilidad y que la cuantía, en más o menos, de los cargos o abonos omitidos o falseados exceda, sin compensación aritmética entre ellos, de 240.000 euros por cada ejercicio económico.

art 310 cp

¿Qué nos indica el Artículo 310 del Código Penal?

El Artículo 310 del Código Penal establece las acciones que constituyen el delito de falseamiento de contabilidad mercantil en el ámbito tributario en España. A continuación, analizaremos las palabras clave y el mensaje general de este artículo.

El Artículo 310 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, este artículo establece que aquellos obligados por ley tributaria a llevar contabilidad mercantil, libros o registros fiscales, pueden ser castigados con pena de prisión de cinco a siete meses si realizan alguna de las siguientes acciones:

a) Incumplir absolutamente la obligación de llevar contabilidad mercantil bajo el régimen de estimación directa de bases tributarias:
Esto significa que si una persona o empresa no cumple con la obligación de llevar una contabilidad mercantil completa y precisa bajo el régimen de estimación directa de bases tributarias, puede ser penalizada.

b) Llevar contabilidades distintas que oculten o simulen la verdadera situación de la empresa:
Cuando una persona o empresa lleva varias contabilidades diferentes para una misma actividad y ejercicio económico, con el propósito de ocultar o simular la verdadera situación económica de la empresa, también puede ser sancionada.

c) No anotar en los libros obligatorios negocios, actos, operaciones o transacciones económicas, o anotarlos con cifras distintas a las verdaderas:
Si una persona o empresa no registra en los libros obligatorios los negocios, actos, operaciones o transacciones económicas correspondientes, o si los anota con cifras diferentes a las reales, estará cometiendo una infracción.

d) Practicar anotaciones contables ficticias en los libros obligatorios:
El artículo también establece que se considerará delito cuando se realizan anotaciones contables ficticias en los libros obligatorios, es decir, cuando se incluyen registros falsos o inexistentes en la contabilidad.

Es importante destacar que para que se considere delito en los casos mencionados en los párrafos c) y d), debe haber omisión de las declaraciones tributarias o que las presentadas reflejen la falsa contabilidad de la persona o empresa. Además, la cuantía de los cargos o abonos omitidos o falseados debe exceder los 240.000 euros sin compensación aritmética entre ellos por cada ejercicio económico.

En resumen, el Artículo 310 del Código Penal establece las acciones ilegales relacionadas con el falseamiento de contabilidad mercantil en el ámbito tributario. Estas acciones implican el incumplimiento de la obligación de llevar una contabilidad completa y precisa, el ocultamiento o simulación de la situación económica real de una empresa, el no registro o registro incorrecto de transacciones económicas, y la realización de anotaciones contables ficticias.

magnifiercross