Artículo 308 bis del Código Penal Explicado

1. La suspensión de la ejecución de las penas impuestas por alguno de los delitos regulados en este Título se regirá por las disposiciones contenidas en el Capítulo III del Título III del Libro I de este Código, completadas por las siguientes reglas:

1.ª La suspensión de la ejecución de la pena de prisión impuesta requerirá, además del cumplimiento de los requisitos regulados en el artículo 80, que el penado haya abonado la deuda tributaria o con la Seguridad Social, o que haya procedido al reintegro de las subvenciones o ayudas indebidamente recibidas o utilizadas.

Este requisito se entenderá cumplido cuando el penado asuma el compromiso de satisfacer la deuda tributaria, la deuda frente a la Seguridad Social o de proceder al reintegro de las subvenciones o ayudas indebidamente recibidas o utilizadas y las responsabilidades civiles de acuerdo a su capacidad económica y de facilitar el decomiso acordado, y sea razonable esperar que el mismo será cumplido. La suspensión no se concederá cuando conste que el penado ha facilitado información inexacta o insuficiente sobre su patrimonio.

La resolución por la que el juez o tribunal concedan la suspensión de la ejecución de la pena será comunicada a la representación procesal de la Hacienda Pública estatal, autonómica, local o foral, de la Seguridad Social o de la Administración que hubiera concedido la subvención o ayuda.

2.ª  En el supuesto del artículo 125, el juez o tribunal oirán previamente a la representación procesal de la Hacienda Pública estatal, autonómica, local o foral, de la Seguridad Social o de la Administración que hubiera concedido la subvención o ayuda, al objeto de que aporte informe patrimonial de los responsables del delito en el que se analizará la capacidad económica y patrimonial real de los responsables y se podrá incluir una propuesta de fraccionamiento acorde con dicha capacidad y con la normativa tributaria, de la Seguridad Social o de subvenciones.

art 308 bis cp

¿Qué nos indica el Artículo 308 bis del Código Penal?

El Artículo 308 bis del Código Penal establece las condiciones y requisitos que deben cumplirse para la suspensión de la ejecución de las penas impuestas por los delitos especificados en este Título. Además, se detallan las obligaciones que deben cumplir los condenados para acceder a esta suspensión.

El Artículo 308 bis del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, este artículo nos indica que cuando se impone una pena de prisión por ciertos delitos, existe la posibilidad de suspender su ejecución en determinadas circunstancias. Sin embargo, para que esto sea posible, el condenado debe cumplir una serie de requisitos y obligaciones adicionales.

Uno de los requisitos principales para la suspensión de la pena de prisión es el cumplimiento de los requisitos regulados en el artículo 80 del Código Penal. Estos requisitos se refieren a aspectos como la naturaleza del delito, el tiempo de condena impuesta y la reincidencia del condenado.

Además de estos requisitos, el condenado también debe haber abonado la deuda tributaria o con la Seguridad Social, o haber procedido al reintegro de las subvenciones o ayudas indebidamente recibidas o utilizadas. Es importante destacar que este requisito se considerará cumplido cuando el condenado asuma el compromiso de satisfacer estas deudas y responsabilidades económicas, según su capacidad económica, y facilite el decomiso acordado. Sin embargo, la suspensión no se concederá si se constata que el condenado ha proporcionado información inexacta o insuficiente sobre su patrimonio.

La resolución que concede la suspensión de la ejecución de la pena será comunicada a la representación procesal de la Hacienda Pública, la Seguridad Social o la Administración que haya otorgado la subvención o ayuda correspondiente.

En el caso del artículo 125, el juez o tribunal deberá escuchar previamente a la representación procesal de la Hacienda Pública, la Seguridad Social o la Administración que haya concedido la subvención o ayuda. Esto tiene como objetivo obtener un informe patrimonial de los responsables del delito, que analice su capacidad económica y patrimonial real. Además, se podrá incluir una propuesta de fraccionamiento de pago acorde con dicha capacidad y la normativa tributaria, de la Seguridad Social o de las subvenciones.

En resumen, el Artículo 308 bis del Código Penal establece los requisitos y condiciones para la suspensión de la ejecución de las penas de prisión impuestas por ciertos delitos. Para acceder a esta suspensión, el condenado debe cumplir los requisitos establecidos en el artículo 80 del Código Penal, así como abonar las deudas tributarias o con la Seguridad Social, o proceder al reintegro de las subvenciones o ayudas indebidamente recibidas o utilizadas. La resolución de suspensión será comunicada a las instituciones correspondientes y, en ciertos casos, se solicitará un informe patrimonial previo.

magnifiercross