Artículo 31 quater del Código Penal Explicado

1. Sólo podrán considerarse circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal de las personas jurídicas haber realizado, con posterioridad a la comisión del delito y a través de sus representantes legales, las siguientes actividades:

a) Haber procedido, antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige contra ella, a confesar la infracción a las autoridades.

b) Haber colaborado en la investigación del hecho aportando pruebas, en cualquier momento del proceso, que fueran nuevas y decisivas para esclarecer las responsabilidades penales dimanantes de los hechos.

c) Haber procedido en cualquier momento del procedimiento y con anterioridad al juicio oral a reparar o disminuir el daño causado por el delito.

d) Haber establecido, antes del comienzo del juicio oral, medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica.

art 31 quater cp

¿Qué nos indica el Artículo 31 quater del Código Penal?

El Artículo 31 quater del Código Penal es un apartado importante dentro del marco legal español, que se encarga de establecer las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal de las personas jurídicas. A través de este artículo, se establecen una serie de actividades que, en caso de ser realizadas por la persona jurídica con posterioridad a la comisión del delito y a través de sus representantes legales, podrían reducir la responsabilidad penal que pueda recaer sobre ella. Es importante destacar que estas circunstancias atenuantes están condicionadas a la colaboración activa de la persona jurídica en la investigación del delito y en la reparación del daño causado.

El Artículo 31 quater del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 31 quater del Código Penal establece una serie de conductas que pueden ser consideradas como circunstancias atenuantes para las personas jurídicas en caso de cometer un delito. Estas circunstancias atenuantes solo se aplicarán si se llevan a cabo después de la comisión del delito y a través de los representantes legales de la persona jurídica. A continuación, se explicarán detalladamente cada una de las actividades contempladas en el artículo:

a) Haber procedido, antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige contra ella, a confesar la infracción a las autoridades:
Esta condición implica que la persona jurídica debe haber confesado la comisión del delito a las autoridades antes de tener conocimiento de que se está llevando a cabo un procedimiento judicial en su contra. En otras palabras, la persona jurídica debe admitir su responsabilidad antes de que se inicie un proceso legal en su contra.

b) Haber colaborado en la investigación del hecho aportando pruebas, en cualquier momento del proceso, que fueran nuevas y decisivas para esclarecer las responsabilidades penales dimanantes de los hechos:
En este caso, se requerirá que la persona jurídica colabore activamente en la investigación del delito, proporcionando pruebas que sean consideradas nuevas y relevantes para esclarecer las responsabilidades penales derivadas de los hechos. Estas pruebas deben ser determinantes en el proceso de investigación.

c) Haber procedido en cualquier momento del procedimiento y con anterioridad al juicio oral a reparar o disminuir el daño causado por el delito:
Esta situación implica que la persona jurídica debe haber llevado a cabo acciones para reparar o disminuir el daño causado por el delito en cualquier momento del procedimiento, antes de que se celebre el juicio oral. Es decir, la persona jurídica debe realizar acciones para compensar o mitigar los efectos negativos que su conducta delictiva haya tenido en las víctimas o en la sociedad en general.

d) Haber establecido, antes del comienzo del juicio oral, medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica:
Por último, esta condición se refiere a que la persona jurídica debe haber implementado medidas efectivas antes de que se inicie el juicio oral, con el objetivo de prevenir y descubrir futuros delitos que puedan cometerse utilizando los recursos o bajo la cobertura de la persona jurídica. Dichas medidas deben ser eficaces y demostrables.

En resumen, el Artículo 31 quater del Código Penal establece una serie de acciones que una persona jurídica puede llevar a cabo después de cometer un delito para atenuar su responsabilidad penal. Tales acciones incluyen confesar el delito antes de conocer la existencia de un proceso judicial, colaborar en la investigación proporcionando pruebas relevantes, reparar o disminuir el daño causado y establecer medidas de prevención y detección de delitos futuros. Es importante destacar que estas circunstancias atenuantes solo se aplicarán si son realizadas por los representantes legales de la persona jurídica y si cumplen con los requisitos establecidos en este artículo.

magnifiercross