Artículo 29 del Código Penal Explicado

Son cómplices los que, no hallándose comprendidos en el artículo anterior, cooperan a la ejecución del hecho con actos anteriores o simultáneos.

art 29 cp

¿Qué nos indica el Artículo 29 del Código Penal?

El artículo 29 del Código Penal establece la figura de la complicidad en un delito. Es decir, se refiere a aquellos individuos que colaboran en la ejecución de un hecho delictivo, sin estar incluidos en el artículo anterior que trata sobre la autoría.

En este artículo se reconoce la importancia de la colaboración de otras personas en la comisión de un delito, ya sea a través de actos previos o simultáneos. Estas acciones de cooperación pueden ser indispensables para la realización del hecho delictivo, o también pueden consistir en conductas accesorias que faciliten su comisión.

El Artículo 29 del Código Penal: explicación sencilla

El artículo 29 del Código Penal establece que aquellas personas que colaboran en la realización de un delito, pero que no tienen la condición de autores, pueden ser considerados cómplices. Es decir, son aquellos que no ejecutan directamente el delito, pero contribuyen de alguna manera a su realización.

El término "cooperar" se refiere a la colaboración activa y directa con el autor del delito. Esta colaboración puede ser realizada de diferentes maneras, ya sea antes, durante o después de la comisión del hecho delictivo. Es importante destacar que la cooperación puede ser tanto física como moral.

El artículo indica que no es necesario que la colaboración sea indispensable para la realización del delito. Incluso las acciones accesorias que faciliten la comisión del delito pueden ser consideradas como una forma de complicidad.

Es importante tener en cuenta que para que una persona sea considerada cómplice, es necesario que exista un delito principal. En otras palabras, la colaboración debe estar relacionada con una conducta delictiva ya definida por la ley.

En resumen, el artículo 29 del Código Penal establece que aquellos que colaboran en la comisión de un delito, sin ser los autores del mismo, podrán ser considerados cómplices. La colaboración puede ser realizada a través de actos previos o simultáneos, y no es necesario que sea indispensable para la realización del delito. La cooperación puede ser tanto física como moral, y debe estar relacionada con un delito principal definido por la ley.

magnifiercross