Artículo 433 del Código Penal Explicado

La autoridad o funcionario público que, sin estar comprendido en los artículos anteriores, diere al patrimonio público que administrare una aplicación pública diferente de aquélla a la que estuviere destinado, incurrirá en las penas de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación especial de empleo o cargo público de dos a seis años, si resultare daño o entorpecimiento graves del servicio al que estuviere consignado, y de inhabilitación de empleo o cargo público de uno a tres años y multa de tres a doce meses, si no resultare.

art 433 cp

¿Qué nos indica el Artículo 433 del Código Penal?

El artículo 433 del Código Penal hace referencia a las conductas delictivas de los funcionarios públicos en relación al manejo y administración del patrimonio público al que están destinados. Específicamente, este articulado señala las acciones que constituyen un delito cuando un funcionario público realiza una aplicación pública diferente a la que le corresponde y dicha acción causa daño o entorpecimiento grave al servicio al que está asignado.

El Artículo 433 del Código Penal: explicación sencilla

En términos más sencillos, el artículo 433 del Código Penal establece que los funcionarios públicos que, sin estar comprendidos en otros artículos similares, desvíen el patrimonio público que administran hacia un uso distinto al que está destinado, podrán ser sancionados penalmente.

Para que esta conducta sea considerada delictiva, es necesario que se cumplan dos condiciones: primero, que el funcionario público no esté incluido en otros artículos que tipifican delitos similares y, segundo, que el uso diferente que se haya dado al patrimonio público cause un daño o entorpecimiento graves al servicio al que está consignado.

Es importante resaltar que, si no se produce un daño o entorpecimiento graves, las consecuencias legales para el funcionario público serán diferentes. En este caso, la sanción será de inhabilitación de empleo o cargo público por un período de uno a tres años, además de una multa que oscilará entre tres y doce meses.

Por otro lado, si se produce un daño o entorpecimiento graves al servicio al que está destinado el patrimonio público, la sanción será más severa. En este caso, el funcionario público se enfrentará a una pena de prisión que oscilará entre uno y cuatro años, además de una inhabilitación especial de empleo o cargo público por un período de dos a seis años.

En resumen, el artículo 433 del Código Penal busca proteger el patrimonio público y garantizar que los funcionarios públicos lo administren de acuerdo con la aplicación pública a la que está destinado. Aquellos funcionarios que desvíen este patrimonio hacia otras aplicaciones diferentes podrán enfrentar consecuencias legales, especialmente si se produce un daño o entorpecimiento graves al servicio al que está asignado.

magnifiercross