Artículo 311 del Código Penal Explicado

Serán castigados con las penas de prisión de seis meses a seis años y multa de seis a doce meses:

1.º Los que, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, impongan a los trabajadores a su servicio condiciones laborales o de Seguridad Social que perjudiquen, supriman o restrinjan los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales, convenios colectivos o contrato individual.

2.º Los que impongan condiciones ilegales a sus trabajadores mediante su contratación bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo, o las mantengan en contra de requerimiento o sanción administrativa.

3.º Los que den ocupación simultáneamente a una pluralidad de trabajadores sin comunicar su alta en el régimen de la Seguridad Social que corresponda o, en su caso, sin haber obtenido la correspondiente autorización de trabajo, siempre que el número de trabajadores afectados sea al menos de:

a) el veinticinco por ciento, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de cien trabajadores,

b) el cincuenta por ciento, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de diez trabajadores y no más de cien, o

c) la totalidad de los mismos, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de cinco y no más de diez trabajadores.

4.º Los que en el supuesto de transmisión de empresas, con conocimiento de los procedimientos descritos en los apartados anteriores, mantengan las referidas condiciones impuestas por otro.

5.º Si las conductas reseñadas en los apartados anteriores se llevaren a cabo con violencia o intimidación se impondrán las penas superiores en grado.

art 311 cp




Artículo 311 del Código Penal

Artículo 311 del Código Penal

¿Qué nos indica el Artículo 311 del Código Penal?

El Artículo 311 del Código Penal establece los delitos relacionados con las condiciones laborales y de Seguridad Social impuestas por los empleadores a sus trabajadores. Este artículo busca proteger los derechos de los trabajadores reconocidos por la ley, convenios colectivos o contratos individuales, evitando el abuso y el perjuicio hacia los empleados.

A continuación, analizaremos cada punto del artículo:

1.º Los que, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, impongan a los trabajadores a su servicio condiciones laborales o de Seguridad Social que perjudiquen, supriman o restrinjan los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales, convenios colectivos o contrato individual.

Este primer punto se refiere a los empleadores que, utilizando engaño o aprovechándose de la situación de necesidad de los trabajadores, les imponen condiciones laborales o de Seguridad Social que perjudican, suprimen o restringen sus derechos reconocidos por la ley, convenios colectivos o contratos individuales. En otras palabras, se castiga quien engaña o abusa de su posición para imponer condiciones laborales desfavorables que violen las normativas vigentes.

2.º Los que impongan condiciones ilegales a sus trabajadores mediante su contratación bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo, o las mantengan en contra de requerimiento o sanción administrativa.

En este segundo punto se establece que aquellos empleadores que impongan condiciones ilegales a sus trabajadores a través de la contratación bajo fórmulas distintas al contrato de trabajo, o que mantengan dichas condiciones a pesar de haber recibido requerimientos o sanciones administrativas, serán sancionados. El objetivo de este punto es garantizar que los empleados sean contratados de acuerdo con las disposiciones legales y que sus condiciones laborales sean legítimas.

3.º Los que den ocupación simultáneamente a una pluralidad de trabajadores sin comunicar su alta en el régimen de la Seguridad Social que corresponda o, en su caso, sin haber obtenido la correspondiente autorización de trabajo, siempre que el número de trabajadores afectados sea al menos de:

Este tercer punto se refiere a los empleadores que contratan a un número determinado de trabajadores sin darles de alta en el régimen de la Seguridad Social correspondiente o sin obtener la autorización de trabajo necesaria. Se especifica que este punto se aplica cuando el número de trabajadores afectados cumple con ciertos criterios:

  • a) El veinticinco por ciento, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de cien trabajadores.
  • b) El cincuenta por ciento, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de diez trabajadores y no más de cien.
  • c) La totalidad de los mismos, en las empresas o centros de trabajo que ocupen a más de cinco y no más de diez trabajadores.

El objetivo de este punto es asegurar que los empleadores cumplan con sus obligaciones de cotización a la Seguridad Social y de obtener las autorizaciones de trabajo correspondientes para sus trabajadores.

4.º Los que en el supuesto de transmisión de empresas, con conocimiento de los procedimientos descritos en los apartados anteriores, mantengan las referidas condiciones impuestas por otro.

El cuarto punto se refiere a aquellos empleadores que, en el caso de una transmisión de empresas, mantengan las condiciones laborales impuestas por otro empleador, teniendo conocimiento de los procedimientos descritos en los puntos anteriores. Esto significa que, si un nuevo empleador adquiere una empresa y mantiene las condiciones laborales perjudiciales o ilegales impuestas por el empleador anterior, también será sancionado.

5.º Si las conductas reseñadas en los apartados anteriores se llevaren a cabo con violencia o intimidación se impondrán las penas superiores en grado.

Por último, se establece que si las conductas mencionadas en los puntos anteriores se realizan utilizando violencia o intimidación, las penas aplicables serán superiores.

El Artículo 311 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 311 del Código Penal se refiere a los delitos cometidos por los empleadores en relación a las condiciones laborales y de Seguridad Social de sus trabajadores. Este artículo busca proteger los derechos de los trabajadores, evitando que sean perjudicados, suprimidos o restringidos sus derechos reconocidos por la ley, convenios colectivos o contratos individuales.

En resumen, el artículo establece que es ilegal imponer condiciones laborales o de Seguridad Social desfavorables utilizando engaño o abuso de situación de necesidad, contratar a trabajadores bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo o mantener condiciones ilegales a pesar de requerimientos o sanciones administrativas. También se sanciona a los empleadores que no den de alta a sus trabajadores en el régimen de la Seguridad Social correspondiente o que no obtengan la autorización de trabajo necesaria, cuando se cumplen ciertos criterios de número de empleados. Además, se castiga a aquellos empleadores que mantienen condiciones laborales impuestas por otro en el caso de una transmisión de empresas.

Espero que esta explicación haya sido clara y comprensible para cualquier persona sin conocimientos legislativos. En caso de dudas o consultas, siempre es recomendable acudir a un profesional del derecho para obtener asesoría específica.


magnifiercross