Artículo 135 del Código Penal Explicado

1. Las medidas de seguridad prescribirán a los diez años, si fueran privativas de libertad superiores a tres años, y a los cinco años si fueran privativas de libertad iguales o inferiores a tres años o tuvieran otro contenido.

2. El tiempo de la prescripción se computará desde el día en que haya quedado firme la resolución en la que se impuso la medida o, en caso de cumplimiento sucesivo, desde que debió empezar a cumplirse.

3. Si el cumplimiento de una medida de seguridad fuere posterior al de una pena, el plazo se computará desde la extinción de ésta.

art 135 cp

¿Qué nos indica el Artículo 135 del Código Penal?

El Artículo 135 del Código Penal establece las condiciones de prescripción de las medidas de seguridad en el ámbito penal en España. Este artículo se divide en tres apartados que especifican los plazos de prescripción y su cálculo en función de las características de las medidas de seguridad impuestas.

El Artículo 135 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 135 del Código Penal establece los plazos de prescripción de las medidas de seguridad impuestas en casos delictivos. Estas medidas de seguridad pueden ser privativas de libertad de diferentes magnitudes o tener otro contenido, y su prescripción se determina en función de estos factores.

El primer apartado del artículo establece que las medidas de seguridad prescribirán a los diez años si son privativas de libertad superiores a tres años, y a los cinco años si son privativas de libertad iguales o inferiores a tres años o tienen otro contenido. Esto implica que, una vez transcurrido el plazo establecido, la medida de seguridad pierde su efecto legal y no puede ser ejecutada.

El segundo apartado indica cómo se calcula el tiempo de prescripción. Este plazo se comienza a contar a partir del día en que la resolución judicial en la que se impuso la medida de seguridad haya quedado firme. En caso de cumplimiento sucesivo, es decir, si la medida se impuso después de cumplir una pena, el plazo se computará desde la extinción de esta última.

El tercer apartado aclara que, si el cumplimiento de una medida de seguridad es posterior al de una pena, el plazo de prescripción se contará a partir de la extinción de la pena. Esto implica que el tiempo que la persona haya pasado cumpliendo la pena también se considerará al calcular el plazo de prescripción de la medida de seguridad.

En resumen, el Artículo 135 del Código Penal establece los plazos de prescripción de las medidas de seguridad impuestas en casos delictivos en España. Además, indica cómo se debe calcular este plazo en función de las características de la medida de seguridad y su relación con penas anteriores. Es importante tener en cuenta que una vez que el plazo de prescripción ha transcurrido, la medida de seguridad pierde su efecto legal y no puede ser ejecutada. En este sentido, el artículo busca establecer límites temporales para la ejecución de medidas de seguridad en el sistema penal español.

magnifiercross