Artículo 470 del Código Penal Explicado

1. El particular que proporcionare la evasión a un condenado, preso o detenido, bien del lugar en que esté recluido, bien durante su conducción, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año y multa de doce a veinticuatro meses.

2. Si se empleara al efecto violencia o intimidación en las personas, fuerza en las cosas o soborno, la pena será de prisión de seis meses a cuatro años.

3. Si se tratara de alguna de las personas citadas en el artículo 454, se les castigará con la pena de multa de tres a seis meses, pudiendo en este caso el Juez o Tribunal imponer tan sólo las penas correspondientes a los daños causados o a las amenazas o violencias ejercidas.

art 470 cp

¿Qué nos indica el Artículo 470 del Código Penal?

El Artículo 470 del Código Penal aborda el delito de evasión en España. Es importante desglosar el artículo para comprender su alcance y las diferentes situaciones que se pueden presentar.

En primer lugar, el artículo menciona al "particular" como el sujeto activo de este delito. Un particular hace referencia a cualquier individuo que no sea un funcionario público o miembro de las fuerzas de seguridad. Por lo tanto, este artículo se enfoca en aquellos individuos ajenos al sistema penal que participan en la evasión de un condenado, preso o detenido.

El artículo señala que existen dos tipos de evasión: durante la reclusión del condenado y durante su conducción. Esto significa que un particular puede incurrir en el delito de evasión al ayudar a un condenado a escapar tanto de la prisión como durante su traslado a otro lugar.

En cuanto a las penas, se establece que el particular que proporcione la evasión será castigado con prisión de seis meses a un año y multa de doce a veinticuatro meses. Esto implica que, en caso de ser condenado, el individuo culpable enfrentará una pena privativa de libertad y una multa económica.

El Artículo 470 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 470 del Código Penal establece que cualquier persona que ayude a un condenado, preso o detenido a escapar de la prisión o durante su traslado se considera culpable de un delito y será castigado con prisión y multa.

Es importante destacar que el artículo contempla diferentes escenarios que pueden afectar la gravedad del delito y, por lo tanto, la pena impuesta. Si se utiliza violencia, intimidación, fuerza en las cosas o soborno, la pena aumenta a prisión de seis meses a cuatro años. Esto introduce la idea de que las acciones cometidas durante la evasión pueden agravar la situación y, por lo tanto, incrementar la sanción.

Además, el artículo menciona el artículo 454, que se refiere a las personas que pueden ser víctimas de la evasión. Si el condenado, preso o detenido es una de las personas descritas en el artículo 454, la pena se reduce a una multa de tres a seis meses. Sin embargo, el juez o tribunal tiene la potestad de imponer solo penas correspondientes a los daños causados o las amenazas o violencias ejercidas en este caso.

Es fundamental tener en cuenta que este artículo tiene un propósito claro: evitar y castigar la evasión de condenados, presos o detenidos. La legislación española establece este delito para proteger el sistema penal y garantizar la ejecución de las penas impuestas por los tribunales.

magnifiercross