Artículo 469 del Código Penal Explicado

Los sentenciados o presos que se fugaren del lugar en que estén recluidos, haciendo uso de violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas o tomando parte en motín, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a cuatro años.

art 469 cp

¿Qué nos indica el Artículo 469 del Código Penal?

El Artículo 469 del Código Penal tiene como objetivo sancionar a aquellos individuos que, habiendo sido condenados o estando presos, se fuguen del lugar en el que están recluidos. Para que se aplique este artículo, es necesario que la fuga se haya llevado a cabo de forma violenta o intimidatoria hacia las personas presentes, que se haya utilizado fuerza sobre los objetos o que los fugitivos hayan participado en un motín.

El Artículo 469 del Código Penal: explicación sencilla

En palabras más sencillas, este artículo establece las consecuencias penales para aquellos condenados o presos que decidan escaparse de donde estén cumpliendo su pena. Para que se aplique este artículo, es necesario que la fuga se haya llevado a cabo de forma violenta, usando la fuerza contra las personas o los objetos, o que los fugitivos hayan participado en un motín.

Es importante destacar que esta norma se aplica exclusivamente para los condenados o presos que se fugan, es decir, para aquellos que están cumpliendo una sentencia y deciden escapar ilegalmente. No se aplica a aquellos que estén en prisión preventiva o en cualquier otra situación de detención antes de una condena.

El artículo establece una pena de prisión de seis meses a cuatro años para aquellos que cometan esta conducta. Esto significa que los fugitivos pueden ser condenados a una privación de libertad que va desde medio año hasta cuatro años, en función de la gravedad de las circunstancias de la fuga.

Es importante recalcar que la pena establecida en este artículo es una pena privativa de libertad, es decir, implica que el fugitivo deberá cumplir su condena en un centro penitenciario. Esto significa que, en caso de ser capturado nuevamente, no solo deberá cumplir con la pena impuesta por el delito original por el cual fue condenado, sino también por la fuga en sí misma.

En resumen, el Artículo 469 del Código Penal establece las consecuencias penales para aquellos condenados o presos que decidan fugarse del lugar en el que están recluidos. Se sanciona con una pena de prisión de seis meses a cuatro años y se aplica en casos de fuga violenta, usando la fuerza en las personas o en las cosas, o participando en un motín.

magnifiercross