Artículo 188 del Código Penal Explicado

1. El que induzca, promueva, favorezca o facilite la prostitución de un menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o se lucre con ello, o explote de algún otro modo a un menor o a una persona con discapacidad para estos fines, será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años y multa de doce a veinticuatro meses.

Si la víctima fuera menor de dieciséis años, se impondrá la pena de prisión de cuatro a ocho años y multa de doce a veinticuatro meses.

2. Si los hechos descritos en el apartado anterior se cometieran con violencia o intimidación, además de las penas de multa previstas, se impondrá la pena de prisión de cinco a diez años si la víctima es menor de dieciséis años, y la pena de prisión de cuatro a seis años en los demás casos.

3. Se impondrán las penas superiores en grado a las previstas en los apartados anteriores, en sus respectivos casos, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a) Cuando la víctima se halle en una situación de especial vulnerabilidad por razón de su edad, enfermedad, discapacidad o por cualquier otra circunstancia.

b) Cuando, para la ejecución del delito, el responsable se hubiera prevalido de una situación de convivencia o de una relación de superioridad o parentesco, por ser ascendiente, o hermano, por naturaleza o adopción, o afines, con la víctima.

c) Cuando, para la ejecución del delito, el responsable se hubiera prevalido de su condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público. En este caso se impondrá, además, una pena de inhabilitación absoluta de seis a doce años.

d) Cuando el culpable hubiere puesto en peligro, de forma dolosa o por imprudencia grave, la vida o salud de la víctima.

e) Cuando los hechos se hubieren cometido por la actuación conjunta de dos o más personas.

f) Cuando el culpable perteneciere a una organización o asociación, incluso de carácter transitorio, que se dedicare a la realización de tales actividades.

4. El que solicite, acepte u obtenga, a cambio de una remuneración o promesa, una relación sexual con una persona menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, será castigado con una pena de uno a cuatro años de prisión. Si el menor no hubiera cumplido dieciséis años de edad, se impondrá una pena de dos a seis años de prisión.

5. Las penas señaladas se impondrán en sus respectivos casos sin perjuicio de las que correspondan por las infracciones contra la libertad o indemnidad sexual cometidas sobre los menores y personas con discapacidad necesitadas de especial protección.

art 188 cp

¿Qué nos indica el Artículo 188 del Código Penal?

El Artículo 188 del Código Penal establece las penas para aquellos que induzcan, promuevan, favorezcan o faciliten la prostitución de un menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, así como para aquellos que se lucren con ello o que exploren de algún otro modo a un menor o una persona con discapacidad para estos fines. También se incluyen las penas para aquellos que soliciten, acepten u obtengan una relación sexual con un menor de edad o una persona con discapacidad a cambio de una remuneración o promesa.

El Artículo 188 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 188 del Código Penal establece las penas para aquellos que estén involucrados en la prostitución de menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección. Esta ley tiene como objetivo proteger a los menores y personas con discapacidad de posibles abusos y explotación sexual.

En primer lugar, el artículo establece que será castigado con penas de prisión de dos a cinco años y multa de doce a veinticuatro meses aquel que induzca, promueva, favorezca o facilite la prostitución de un menor o persona con discapacidad, así como aquel que se lucre o explote de otro modo a un menor o persona con discapacidad para estos fines. Es importante destacar que se considera un delito muy grave, y por ello se imponen penas de prisión y multas considerables.

En el caso de que la víctima sea menor de dieciséis años, las penas son aún más severas, estableciendo una pena de prisión de cuatro a ocho años y multa de doce a veinticuatro meses. Esto se debe a la vulnerabilidad de los menores y la importancia de su protección.

En segundo lugar, si los hechos descritos anteriormente se cometen con violencia o intimidación, además de las penas de multa, se impondrá la pena de prisión de cinco a diez años si la víctima es menor de dieciséis años, y la pena de prisión de cuatro a seis años en los demás casos. Esto demuestra la gravedad de los actos violentos o de intimidación en relación con la prostitución de menores y personas con discapacidad.

Además, el artículo establece que se impondrán penas superiores en grado cuando se den algunas circunstancias específicas. Estas circunstancias incluyen la vulnerabilidad de la víctima debido a su edad, enfermedad, discapacidad o por cualquier otra circunstancia; el aprovechamiento de una situación de convivencia o de una relación de superioridad o parentesco con la víctima; el aprovechamiento de la condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público; el poner en peligro la vida o salud de la víctima de forma dolosa o por imprudencia grave; la comisión del delito por la actuación conjunta de dos o más personas; y la pertenencia a una organización o asociación dedicada a la realización de tales actividades.

Finalmente, el artículo establece que aquel que solicite, acepte u obtenga una relación sexual con un menor de edad o una persona con discapacidad a cambio de una remuneración o promesa, será castigado con pena de uno a cuatro años de prisión. En el caso de que el menor no haya cumplido dieciséis años, la pena de prisión será de dos a seis años. Esto muestra la importancia de castigar a aquellos que buscan aprovecharse de la vulnerabilidad de los menores y personas con discapacidad.

En conclusión, el Artículo 188 del Código Penal establece las penas para aquellos que estén involucrados en la prostitución de menores y personas con discapacidad, así como para aquellos que soliciten relaciones sexuales con menores a cambio de una remuneración. Esta ley tiene como objetivo proteger a los más vulnerables y castigar a quienes buscan explotar su situación. La gravedad de los actos y las penas establecidas reflejan la importancia de erradicar la explotación y proteger a los menores y personas con discapacidad.

magnifiercross