Artículo 251 bis del Código Penal Explicado

Cuando de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de los delitos comprendidos en esta Sección, se le impondrán las siguientes penas:

a) Multa del triple al quíntuple de la cantidad defraudada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

b) Multa del doble al cuádruple de la cantidad defraudada, en el resto de los casos.

Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33.

art 251 bis cp

¿Qué nos indica el Artículo 251 bis del Código Penal?

El Artículo 251 bis del Código Penal establece las sanciones que se impondrán a las personas jurídicas cuando sean responsables de los delitos comprendidos en la Sección a la que hace referencia. Es importante destacar que este artículo hace referencia a la responsabilidad de las personas jurídicas, es decir, empresas, organizaciones o entidades legales, y no a las personas físicas.

Para comprender en detalle este artículo, es necesario analizar el significado de las palabras clave utilizadas, así como el mensaje general que se intenta transmitir.

El Artículo 251 bis del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 251 bis establece las penas que se impondrán a una empresa u organización legal cuando sea considerada responsable de un delito. Esto significa que, al igual que las personas físicas, las personas jurídicas también pueden incurrir en responsabilidad penal por determinados delitos.

El artículo hace referencia a la posibilidad de que una empresa sea considerada responsable de los delitos comprendidos en la Sección mencionada, lo cual implica que la empresa ha cometido un delito por sí misma y no simplemente porque uno o varios de sus empleados o directivos hayan cometido un delito en representación de la empresa.

En cuanto a las penas establecidas en el artículo, se indican dos posibilidades dependiendo de la gravedad del delito cometido por la persona física que actúa en representación de la empresa. Si el delito tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años, se impondrá una multa del triple al quíntuple de la cantidad defraudada. Por otro lado, si el delito tiene una pena de prisión menor a cinco años, se aplicará una multa del doble al cuádruple de la cantidad defraudada.

Es importante destacar que estas penas son adicionales a las penas que pueden ser impuestas a las personas físicas responsables del delito. Esto significa que la empresa puede ser sancionada tanto económica como penalmente.

Además de las multas mencionadas, los jueces y tribunales podrán imponer otras penas establecidas en las leyes para personas jurídicas, siempre y cuando se cumplan las reglas establecidas en el artículo 66 bis.

En resumen, el Artículo 251 bis del Código Penal establece las sanciones que se impondrán a las personas jurídicas cuando sean responsables de determinados delitos. Estas sanciones se traducen en multas proporcionales a la gravedad del delito cometido por la persona física y pueden ser complementadas con otras penas adicionales.

magnifiercross