Artículo 105 del Código Penal Explicado

En los casos previstos en los artículos 101 a 104, cuando imponga la medida privativa de libertad o durante la ejecución de la misma, el Juez o Tribunal podrá imponer razonadamente una o varias medidas que se enumeran a continuación. Deberá asimismo imponer alguna o algunas de dichas medidas en los demás casos expresamente previstos en este Código.

1. Por un tiempo no superior a cinco años:

a) Libertad vigilada.

b) Custodia familiar. El sometido a esta medida quedará sujeto al cuidado y vigilancia del familiar que se designe y que acepte la custodia, quien la ejercerá en relación con el Juez de Vigilancia y sin menoscabo de las actividades escolares o laborales del custodiado.

2. Por un tiempo de hasta diez años:

a) Libertad vigilada, cuando expresamente lo disponga este Código.

b) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas.

c) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Para decretar la obligación de observar alguna o algunas de las medidas previstas en este artículo, así como para concretar dicha obligación cuando por ley viene obligado a imponerlas, el Juez o Tribunal sentenciador deberá valorar los informes emitidos por los facultativos y profesionales encargados de asistir al sometido a la medida de seguridad.

El Juez de Vigilancia Penitenciaria o los servicios de la Administración correspondiente informarán al Juez o Tribunal sentenciador.

En los casos previstos en este artículo, el Juez o Tribunal sentenciador dispondrá que los servicios de asistencia social competentes presten la ayuda o atención que precise y legalmente le corresponda al sometido a medidas de seguridad no privativas de libertad.

art 105 cp

¿Qué nos indica el Artículo 105 del Código Penal?

El Artículo 105 del Código Penal establece las medidas que un juez o tribunal puede imponer a una persona en el contexto de casos previstos en los artículos 101 a 104 del mismo código. Estas medidas pueden ser impuestas cuando se imponga una pena privativa de libertad o durante su ejecución. El artículo también establece que estas medidas pueden ser impuestas en otros casos específicamente previstos en el Código Penal.

El Artículo 105 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 105 del Código Penal nos indica las medidas que pueden ser impuestas a una persona en relación a casos previstos en los artículos 101 a 104 del mismo código. Estas medidas pueden ser impuestas cuando se le imponga una pena privativa de libertad o durante su ejecución. Además, estas medidas pueden ser impuestas en otros casos específicamente previstos en el Código Penal.

El artículo destaca que estas medidas deben ser impuestas de forma razonada por el juez o tribunal, es decir, deben estar fundamentadas y justificadas. Además, el juez o tribunal debe evaluar los informes emitidos por los facultativos y profesionales encargados de asistir a la persona sujeta a la medida de seguridad.

Entre las medidas que pueden ser impuestas se encuentran las siguientes:

1. Libertad vigilada: Esta medida implica que la persona debe estar bajo vigilancia y cumplir con ciertas condiciones impuestas por el juez o tribunal durante un período máximo de cinco años. La persona sujeta a esta medida debe cumplir con las instrucciones y restricciones establecidas por el juez de vigilancia.

2. Custodia familiar: Esta medida implica que la persona sujeta a esta medida queda bajo el cuidado y vigilancia de un familiar designado y que acepte la custodia. El familiar ejercerá esta custodia en relación con el juez de vigilancia y sin interferir con las actividades escolares o laborales del custodiado.

3. Privación del derecho a la tenencia y porte de armas: Esta medida implica que la persona sujeta a esta medida no podrá poseer o portar armas de ningún tipo durante un período máximo de diez años.

4. Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores: Esta medida implica que la persona sujeta a esta medida no podrá conducir vehículos a motor ni ciclomotores durante un período máximo de diez años.

Es importante destacar que el juez o tribunal debe tener en cuenta los informes emitidos por los servicios correspondientes y el juez de vigilancia penitenciaria para decretar la obligación de observar estas medidas. Además, cuando sea necesario, el juez o tribunal debe disponer que los servicios de asistencia social presten la ayuda o atención necesaria al sujeto de las medidas de seguridad no privativas de libertad.

En resumen, el Artículo 105 del Código Penal establece las medidas que pueden ser impuestas a una persona en casos previstos en los artículos 101 a 104 del mismo código. Estas medidas pueden ser impuestas cuando se le impone una pena privativa de libertad o durante su ejecución. El juez o tribunal debe fundamentar y justificar estas medidas, teniendo en cuenta los informes emitidos por los profesionales correspondientes. Las medidas incluyen la libertad vigilada, la custodia familiar, la privación del derecho a la tenencia y porte de armas, y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores. Además, el juez o tribunal debe asegurarse de que se brinde la asistencia social necesaria al sujeto de las medidas no privativas de libertad.

magnifiercross