Artículo 428 del Código Penal Explicado

El funcionario público o autoridad que influyere en otro funcionario público o autoridad prevaliéndose del ejercicio de las facultades de su cargo o de cualquier otra situación derivada de su relación personal o jerárquica con éste o con otro funcionario o autoridad para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico para sí o para un tercero, incurrirá en las penas de prisión de seis meses a dos años, multa del tanto al duplo del beneficio perseguido u obtenido e inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de cinco a nueve años. Si obtuviere el beneficio perseguido, estas penas se impondrán en su mitad superior.

art 428 cp

¿Qué nos indica el Artículo 428 del Código Penal?

El Artículo 428 del Código Penal español se refiere a las conductas ilícitas y sancionables que pueden cometer los funcionarios públicos o autoridades, cuando utilizan su cargo o cualquier otra situación derivada de su relación personal o jerárquica con otro funcionario o autoridad, para conseguir una resolución que les genere un beneficio económico directo o indirecto para sí mismos o para un tercero.

+

El Artículo 428 del Código Penal: explicación sencilla

En términos más sencillos, este artículo establece que si un funcionario público o autoridad, con el objetivo de obtener un beneficio económico para sí mismo o para otra persona, influencia a otro funcionario público o autoridad aprovechándose de su posición o relación personal, comete un delito.

El artículo establece varias condiciones para que se aplique la pena correspondiente:

1. El funcionario público o autoridad debe infligir o ejercer influencia sobre otro funcionario público o autoridad.
2. Esta influencia debe aprovecharse del ejercicio de las facultades de su cargo o de cualquier otra situación derivada de su relación personal o jerárquica con el otro funcionario o autoridad.
3. El objetivo de esta influencia es conseguir una resolución que genere un beneficio económico directo o indirecto para el infractor o para un tercero.
4. La pena prevista es de prisión, de seis meses a dos años, además de una multa que será del tanto al duplo del beneficio perseguido u obtenido.
5. Además de la pena de prisión y multa, se establece una inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el derecho de sufragio pasivo (es decir, la posibilidad de ser elegido para cargos públicos) por un período de tiempo que oscila entre cinco a nueve años.
6. Si el funcionario o autoridad infractor logra obtener el beneficio pretendido, las penas serán aún más graves, imponiéndose en su mitad superior.

Este artículo es particularmente relevante en la lucha contra la corrupción y la promoción de la transparencia en la función pública. El sistema legal establece estas sanciones para prevenir y castigar el abuso de poder por parte de los funcionarios públicos y autoridades, así como para proteger los intereses económicos del Estado y de la sociedad en general.

Es importante destacar que este delito se castiga tanto a la persona que influye como a la que es influenciada, lo que muestra la gravedad de la conducta. Además, la ley no establece una diferencia entre los funcionarios públicos y las autoridades, por lo que ambos están sujetos a las mismas sanciones si cometen este delito.

En resumen, el Artículo 428 del Código Penal español busca castigar a los funcionarios públicos y autoridades que utilizan su cargo o relaciones personales para obtener beneficios económicos indebidos. Estas sanciones buscan prevenir la corrupción y proteger los intereses del Estado y de la sociedad en general.

magnifiercross