Artículo 427 bis del Código Penal Explicado

Cuando de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de los delitos recogidos en este Capítulo, se le impondrán las siguientes penas:

a) Multa de dos a cinco años, o del triple al quíntuple del beneficio obtenido cuando la cantidad resultante fuese más elevada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

b) Multa de uno a tres años, o del doble al cuádruple del beneficio obtenido cuando la cantidad resultante fuese más elevada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de más de dos años de privación de libertad no incluida en el anterior inciso.

c) Multa de seis meses a dos años, o del doble al triple del beneficio obtenido si la cantidad resultante fuese más elevada, en el resto de los casos.

Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33.

art 427 bis cp

¿Qué nos indica el Artículo 427 bis del Código Penal?

El Artículo 427 bis del Código Penal se refiere a las penas que se imponen a las personas jurídicas cuando son responsables de delitos recogidos en el Capítulo correspondiente. Este artículo establece las consecuencias legales para las empresas que cometan delitos, definiendo las penas en función de la gravedad del delito y el beneficio obtenido.

El Artículo 427 bis del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 427 bis del Código Penal establece que cuando una empresa es responsable de un delito, se le impondrá una multa. Esta multa puede variar en duración y en cantidad, dependiendo del delito cometido por las personas físicas involucradas y del beneficio obtenido.

Es importante destacar que este artículo se aplica solo a las personas jurídicas, es decir, a empresas u organizaciones y no a personas individuales. Además, las penas que se imponen se basan en las sanciones previstas para las personas físicas según el Código Penal.

El artículo establece tres tipos de multas en función del delito y del beneficio obtenido:

- En primer lugar, cuando el delito cometido por la persona física conlleva una pena de prisión de más de cinco años, la multa impuesta a la persona jurídica será de dos a cinco años o del triple al quíntuple del beneficio obtenido, si esta cantidad resulta ser más alta.

- En segundo lugar, si el delito cometido por la persona física tiene una pena de más de dos años de privación de libertad, no incluida en el inciso anterior, la multa impuesta a la persona jurídica será de uno a tres años o del doble al cuádruple del beneficio obtenido, si esta cantidad resulta ser más alta.

- Por último, en el resto de los casos, la multa impuesta a la persona jurídica será de seis meses a dos años o del doble al triple del beneficio obtenido, si esta cantidad resulta ser más alta.

Además de estas multas, los jueces y tribunales pueden imponer otras penas recogidas en el artículo 33 del Código Penal, teniendo en cuenta las reglas establecidas en el artículo 66 bis.

En resumen, el Artículo 427 bis del Código Penal regula las penas que se imponen a las personas jurídicas cuando son responsables de delitos. Estas penas varían en función de la gravedad del delito y el beneficio obtenido. Es importante destacar que este artículo busca establecer una responsabilidad legal para las empresas y organizaciones, fomentando así el cumplimiento de la ley.

magnifiercross