Artículo 269 del Código Penal Explicado

La provocación, la conspiración y la proposición para cometer los delitos de robo, extorsión, estafa o apropiación indebida, serán castigadas con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.

art 269 cp

¿Qué nos indica el Artículo 269 del Código Penal?

El Artículo 269 del Código Penal hace referencia a la provocación, conspiración y proposición para cometer los delitos de robo, extorsión, estafa o apropiación indebida. En este sentido, establece que estas conductas serán castigadas con una pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.

Para poder comprender en detalle este artículo, es importante entender el significado de las palabras clave que se mencionan en su contenido. A continuación, analizaremos cada una de ellas:

El Artículo 269 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 269 del Código Penal hace referencia a tres conductas: la provocación, la conspiración y la proposición.

Provocación: En este contexto, la provocación se refiere a instigar o estimular a otra persona a cometer alguno de los delitos mencionados, como el robo, la extorsión, la estafa o la apropiación indebida. La figura de la provocación implica un acto intencional con el propósito de inducir a otra persona a cometer un delito.

Conspiración: La conspiración, por su parte, se refiere a un acuerdo o pacto entre dos o más personas para llevar a cabo alguno de los delitos mencionados. La característica principal de la conspiración es que exista una planificación conjunta para cometer el delito, aunque este no llegue a concretarse.

Proposición: Por último, la proposición se refiere a la invitación o propuesta que se realiza a otra persona para cometer alguno de los delitos mencionados. La proposición implica una solicitud u ofrecimiento de colaboración para llevar a cabo el delito, aunque no sea necesariamente aceptada por la otra persona.

En general, el Artículo 269 establece que estas conductas serán castigadas con una pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente. Por ejemplo, si el delito de robo está castigado con una pena de 3 años de prisión, la provocación, conspiración o proposición para cometer ese delito será castigada con una pena de 1 a 2 años de prisión menos que la correspondiente al robo.

Es importante destacar que el objetivo de este artículo es sancionar no solo a quienes cometen directamente los delitos mencionados, sino también a aquellos que participan de alguna forma en su preparación o fomento.

magnifiercross