Artículo 215 del Código Penal Explicado

1. Nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal. Se procederá de oficio cuando la ofensa se dirija contra funcionario público, autoridad o agente de la misma sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos.

2. Nadie podrá deducir acción de calumnia o injuria vertidas en juicio sin previa licencia del Juez o Tribunal que de él conociere o hubiere conocido.

3. El perdón de la persona ofendida extingue la acción penal, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 130.1.5.º, párrafo segundo de este Código.

art 215 cp

¿Qué nos indica el Artículo 215 del Código Penal?

El Artículo 215 del Código Penal establece las condiciones para que una persona pueda ser penada por calumnia o injuria. Esta norma protege el derecho a la reputación y la honra de las personas, garantizando que solo se pueda acusar y castigar a alguien por difamar o injuriar a otro si existe una querella presentada por la persona ofendida o su representante legal. Sin embargo, también establece excepciones en el caso de que la ofensa sea hacia un funcionario público, autoridad o agente de la misma en relación a hechos relacionados con su cargo, en cuyo caso se actuará de oficio.

Uno de los aspectos destacados de este artículo es que establece la necesidad de obtener una licencia previa por parte del juez o tribunal que conoce o ha conocido del juicio, para poder presentar una acción por calumnia o injuria vertidas en juicio. Esto sugiere que, si durante un juicio se producen acusaciones infundadas o difamatorias, no es suficiente con presentar una querella, sino que es necesario obtener la autorización del órgano judicial correspondiente.

Además, se establece que el perdón de la persona ofendida puede extinguir la acción penal, siempre y cuando no se infrinjan otras disposiciones contempladas en el Código Penal.

El Artículo 215 del Código Penal: explicación sencilla

En términos simples, el Artículo 215 del Código Penal establece que nadie puede ser castigado por difamación o injuria sin una querella de la persona perjudicada o su representante legal. Sin embargo, si la acusación es hacia un funcionario público en relación a hechos relacionados con su cargo, se puede actuar de oficio sin necesidad de una querella.

Además, este artículo señala que, si alguien quiere presentar una acción por calumnia o injuria dentro de un juicio, debe obtener previamente la licencia del juez o tribunal que esté conociendo o haya conocido del caso.

Por último, se menciona que el perdón de la persona ofendida puede poner fin a la acción penal, aunque existen ciertas excepciones contempladas en el Código Penal que deben ser tomadas en cuenta.

En resumen, el Artículo 215 del Código Penal busca proteger la reputación y la honra de las personas, estableciendo las condiciones necesarias para acusar y castigar por calumnia o injuria. Es importante destacar la importancia de respetar el derecho a la reputación de las personas y la necesidad de proceder de manera legal y justa en estos casos.

magnifiercross