Artículo 143 del Código Penal Explicado

1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.

2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.

4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de una persona que sufriera un padecimiento grave, crónico e imposibilitante o una enfermedad grave e incurable, con sufrimientos físicos o psíquicos constantes e insoportables, por la petición expresa, seria e inequívoca de esta, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los apartados 2 y 3.

5. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, no incurrirá en responsabilidad penal quien causare o cooperare activamente a la muerte de otra persona cumpliendo lo establecido en la ley orgánica reguladora de la eutanasia.

art 143 cp

¿Qué nos indica el Artículo 143 del Código Penal?

El Artículo 143 del Código Penal aborda la cuestión del suicidio y la cooperación en el mismo. Este artículo establece diferentes penas en función de la gravedad de la implicación de una persona en el suicidio de otra. A continuación, se detallan los diferentes puntos que se abordan en este artículo:

El Artículo 143 del Código Penal: explicación sencilla

En primer lugar, el primer punto del artículo establece que aquel que induzca al suicidio de otra persona será castigado con una pena de prisión de cuatro a ocho años. Esto significa que se considera un delito grave el hecho de incitar o persuadir a alguien para que se quite la vida.

En segundo lugar, el artículo señala que se impondrá una pena de prisión de dos a cinco años a aquel que coopere con actos necesarios para que otra persona se suicide. Esto implica que cualquier forma de ayuda, material o moral, que facilite el suicidio de alguien será castigada.

En tercer lugar, si la cooperación llega hasta el punto de ejecutar la muerte de otra persona, la pena será de prisión de seis a diez años. Esto significa que si se alcanza el extremo de ser responsable directo de la muerte de alguien, la pena será más grave.

En cuarto lugar, el artículo establece que aquel que cause o coopere activamente con actos necesarios y directos a la muerte de una persona que sufra un padecimiento grave, crónico e imposibilitante o una enfermedad grave e incurable, con sufrimientos físicos o psíquicos constantes e insoportables, por la petición expresa, seria e inequívoca de esta, será castigado con una pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los apartados 2 y 3. Esto implica que si la muerte es causada en un contexto en el que la persona padece una enfermedad grave y sufrimientos insoportables, y ha expresado de manera clara su deseo de morir, la pena será menos severa.

En quinto lugar, el artículo introduce una excepción a lo anteriormente expuesto. Se establece que no se incurrirá en responsabilidad penal aquel que cause o coopere activamente a la muerte de otra persona cumpliendo lo establecido en la ley orgánica reguladora de la eutanasia. Esto significa que si la actuación se ajusta a lo establecido en la ley que regula la eutanasia, no será considerada un delito.

En resumen, el Artículo 143 del Código Penal español aborda la cuestión del suicidio y la cooperación en el mismo. Establece diferentes penas en función del grado de participación y de las circunstancias en las que se produce el hecho. Es importante destacar que el artículo contempla la excepción de la eutanasia regulada por ley.

magnifiercross