Artículo 100 del Código Penal Explicado

1. El quebrantamiento de una medida de seguridad de internamiento dará lugar a que el juez o tribunal ordene el reingreso del sujeto en el mismo centro del que se hubiese evadido o en otro que corresponda a su estado.

2. Si se tratare de otras medidas, el juez o tribunal podrá acordar la sustitución de la quebrantada por la de internamiento si ésta estuviese prevista para el supuesto de que se trate y si el quebrantamiento demostrase su necesidad.

3. En ambos casos el Juez o Tribunal deducirá testimonio por el quebrantamiento. A estos efectos, no se considerará quebrantamiento de la medida la negativa del sujeto a someterse a tratamiento médico o a continuar un tratamiento médico inicialmente consentido. No obstante, el Juez o Tribunal podrá acordar la sustitución del tratamiento inicial o posteriormente rechazado por otra medida de entre las aplicables al supuesto de que se trate.

art 100 cp

¿Qué nos indica el Artículo 100 del Código Penal?

El Artículo 100 del Código Penal hace referencia al quebrantamiento de una medida de seguridad de internamiento, estableciendo las consecuencias legales que se derivan de este acto. El artículo se divide en tres apartados que detallan los diferentes escenarios en los que puede producirse el quebrantamiento y las medidas que se deben tomar al respecto.

En primer lugar, el apartado 1 establece que si se produce el quebrantamiento de una medida de seguridad de internamiento, ya sea en un centro específico o en cualquier otro que corresponda al estado del sujeto, el juez o tribunal tiene la facultad de ordenar el reingreso del individuo en el mismo centro del que se escapó o en otro adecuado.

Por otro lado, el apartado 2 indica que si el quebrantamiento corresponde a otras medidas distintas de internamiento, el juez o tribunal puede optar por sustituir la medida que ha sido quebrantada por la de internamiento, siempre y cuando esta última esté prevista para el caso en cuestión y se demuestre su necesidad.

Finalmente, el apartado 3 establece que, en ambos casos de quebrantamiento, el juez o tribunal tomará nota del suceso. Sin embargo, se especifica que la negativa del sujeto a someterse o continuar un tratamiento médico no se considerará como quebrantamiento de la medida. No obstante, el juez o tribunal tiene la facultad de reemplazar el tratamiento inicial o posteriormente rechazado por otra medida aplicable al caso en cuestión.

El Artículo 100 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 100 del Código Penal aborda el tema del quebrantamiento de medidas de seguridad de internamiento y las consecuencias jurídicas que esto conlleva.

En primer lugar, es importante destacar que el término "quebrantamiento" se refiere a la infracción o incumplimiento de una medida de seguridad de internamiento. Estas medidas pueden incluir el confinamiento en un centro de detención o cualquier otro lugar designado por el estado.

El artículo establece que, en caso de que se produzca el quebrantamiento de una medida de seguridad de internamiento, el juez o tribunal tiene la potestad de ordenar que el sujeto regrese al mismo centro de internamiento del que se evadió o a otro que sea adecuado para su situación.

En el caso de que el quebrantamiento se refiera a medidas distintas de internamiento, el juez o tribunal puede decidir sustituir la medida que ha sido quebrantada por la de internamiento, siempre y cuando esta última esté prevista para el caso en cuestión y se demuestre que es necesaria.

Es importante resaltar que el artículo también establece que la negativa del sujeto a someterse o continuar un tratamiento médico no se considerará como quebrantamiento de la medida. Sin embargo, el juez o tribunal tiene la facultad de reemplazar el tratamiento inicialmente consentido o posteriormente rechazado por otra medida que sea aplicable al caso.

En resumen, el Artículo 100 del Código Penal se refiere al quebrantamiento de medidas de seguridad de internamiento y las medidas legales que se deben tomar al respecto. Estas medidas se aplican tanto en el caso de que la medida de seguridad quebrantada sea de internamiento como en el caso de otras medidas, siempre y cuando estén previstas y se demuestre su necesidad. La negativa a someterse o continuar un tratamiento médico no se considera quebrantamiento, pero puede dar lugar a una posible sustitución de la medida por otra.

magnifiercross