Artículo 458 del Código Penal Explicado

1. El testigo que faltare a la verdad en su testimonio en causa judicial, será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y multa de tres a seis meses.

2. Si el falso testimonio se diera en contra del reo en causa criminal por delito, las penas serán de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses. Si a consecuencia del testimonio hubiera recaído sentencia condenatoria, se impondrán las penas superiores en grado.

3. Las mismas penas se impondrán si el falso testimonio tuviera lugar ante Tribunales Internacionales que, en virtud de Tratados debidamente ratificados conforme a la Constitución Española, ejerzan competencias derivadas de ella, o se realizara en España al declarar en virtud de comisión rogatoria remitida por un Tribunal extranjero.

art 458 cp

¿Qué nos indica el Artículo 458 del Código Penal?

El Artículo 458 del Código Penal establece las penas y consecuencias para aquellos testigos que faltan a la verdad en su testimonio durante un proceso judicial. En este artículo se detallan los distintos casos en los que se puede aplicar el falso testimonio y las penas correspondientes a cada caso.

El Artículo 458 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 458 del Código Penal establece que las personas que testifican en un juicio y deliberadamente mienten o dan testimonios falsos, serán castigadas con penas de prisión y multa.

El primer párrafo del artículo establece que aquellos testigos que mientan en su testimonio durante un proceso judicial serán castigados con penas de prisión de seis meses a dos años y una multa de tres a seis meses. Es importante destacar que esto se aplica a cualquier causa judicial, es decir, a cualquier tipo de proceso legal, ya sea civil, penal o administrativo.

El segundo párrafo del artículo establece una pena más severa en caso de que el falso testimonio se realice en contra del acusado en un proceso criminal por delito. En estos casos, las penas serán de prisión de uno a tres años y una multa de seis a doce meses. Además, si como consecuencia del falso testimonio se dicta una sentencia condenatoria, las penas se aumentarán. Esto significa que si el falso testimonio provoca que una persona sea declarada culpable y se le imponga una pena de prisión, las penas para el testigo falso serán más graves.

El tercer párrafo del artículo nos indica que las mismas penas se aplicarán si el falso testimonio se da ante tribunales internacionales que ejerzan competencias derivadas de la Constitución Española, siempre y cuando esto esté regulado por tratados debidamente ratificados. También se aplicarán las mismas penas si el falso testimonio se realiza en España a petición de un tribunal extranjero.

En resumen, el Artículo 458 del Código Penal tiene como objetivo sancionar y castigar a aquellos testigos que mienten en su testimonio durante un proceso judicial. El falso testimonio es considerado un delito grave en España y puede llevar a penas de prisión y multa, especialmente en casos de procesos criminales por delito. Es fundamental recordar que el testimonio debe ser siempre veraz y honesto, ya que la confianza en el sistema judicial depende en gran medida de la veracidad de las declaraciones realizadas por los testigos.

magnifiercross