Artículo 407 del Código Penal Explicado

1. A la autoridad o funcionario público que abandonare su destino con el propósito de no impedir o no perseguir cualquiera de los delitos comprendidos en los Títulos XXI, XXII, XXIII y XXIV se le castigará con la pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación absoluta para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años. Si hubiera realizado el abandono para no impedir o no perseguir cualquier otro delito, se le impondrá la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años.

2. Las mismas penas se impondrán, respectivamente, cuando el abandono tenga por objeto no ejecutar las penas correspondientes a estos delitos impuestas por la autoridad judicial competente.

art 407 cp

¿Qué nos indica el Artículo 407 del Código Penal?

El Artículo 407 del Código Penal establece las sanciones aplicables a las autoridades o funcionarios públicos que abandonen su destino con la intención de no prevenir o perseguir delitos específicos, así como aquellos que se nieguen a ejecutar las penas correspondientes dictadas por la autoridad judicial competente. Este artículo se encuentra dentro de los delitos contra la Administración Pública, en los Títulos XXI, XXII, XXIII y XXIV del Código Penal.

A continuación, desglosaremos y analizaremos detalladamente cada palabra y concepto clave del artículo.

El Artículo 407 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 407 del Código Penal sanciona a las autoridades o funcionarios públicos que abandonen su puesto de trabajo con el propósito de no prevenir o investigar delitos específicos. También se aplica a aquellos que se nieguen a ejecutar las penas correspondientes impuestas por un tribunal competente.

Este artículo busca garantizar la integridad y eficiencia de la Administración Pública, imponiendo sanciones a aquellos funcionarios que abandonen su deber de prevenir e investigar delitos o que se nieguen a cumplir con las decisiones judiciales.

En general, este artículo está diseñado para evitar la corrupción y negligencia de los funcionarios públicos, asegurándose de que cumplan con sus responsabilidades y eviten cualquier conducta que afecte negativamente al sistema de justicia penal.

Palabras importantes:
- Autoridad o funcionario público: hace referencia a cualquier persona que ocupe un cargo público y tenga atribuciones y responsabilidades en la Administración Pública.
- Abandonare su destino: se refiere a la acción de dejar intencionalmente el puesto de trabajo sin una razón válida o justificada.
- No impedir o no perseguir: indica la falta de acción por parte del funcionario para prevenir o investigar delitos específicos.
- Delitos comprendidos en los Títulos XXI, XXII, XXIII y XXIV: se refiere a los delitos contra la Administración Pública, establecidos en estos títulos del Código Penal. Estos delitos abarcan una amplia gama de conductas ilegales, como la corrupción, el soborno, el abuso de poder, entre otros.
- Castigará con la pena de prisión de uno a cuatro años: establece que la sanción para los funcionarios que abandonen su destino con el propósito de no prevenir o perseguir delitos específicos será una pena de prisión con una duración mínima de un año y máxima de cuatro años.
- Inhabilitación absoluta para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años: implica que, además de la pena de prisión, se impondrá una sanción adicional de inhabilitación absoluta, que impide al funcionario ejercer cualquier empleo o cargo público por un período mínimo de seis años y máximo de diez años.
- Inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años: establece que, si el abandono del destino tiene como objetivo no prevenir o perseguir cualquier otro delito distinto a los delitos contra la Administración Pública, se impondrá una sanción de inhabilitación especial, que impide al funcionario ejercer un empleo o cargo público por un período de uno a tres años.
- No ejecutar las penas correspondientes a estos delitos impuestas por la autoridad judicial competente: se refiere a la negativa del funcionario a cumplir con las penas impuestas por un tribunal competente para los delitos contra la Administración Pública.

En resumen, el Artículo 407 del Código Penal establece las sanciones para los funcionarios públicos que abandonen su destino con el propósito de no prevenir o perseguir delitos, así como aquellos que se nieguen a ejecutar las penas correspondientes establecidas por un tribunal competente. Estas sanciones incluyen penas de prisión y la inhabilitación para ejercer empleos o cargos públicos.

magnifiercross