Artículo 446 del Código Penal Explicado

El juez o magistrado que, a sabiendas, dictare sentencia o resolución injusta será castigado:

1.º Con la pena de prisión de uno a cuatro años si se trata de sentencia injusta contra el reo en causa criminal por delito grave o menos grave y la sentencia no hubiera llegado a ejecutarse, y con la misma pena en su mitad superior y multa de doce a veinticuatro meses si se ha ejecutado. En ambos casos se impondrá, además, la pena de inhabilitación absoluta por tiempo de diez a veinte años.

2.º Con la pena de multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años, si se tratara de una sentencia injusta contra el reo dictada en proceso por delito leve.

3.º Con la pena de multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de diez a veinte años, cuando dictara cualquier otra sentencia o resolución injustas.

art 446 cp

¿Qué nos indica el Artículo 446 del Código Penal?

El Artículo 446 del Código Penal hace referencia a la responsabilidad penal de los jueces o magistrados que, a sabiendas, dicten sentencias o resoluciones injustas. Este artículo establece diferentes penas dependiendo de la gravedad del delito y si la sentencia ha sido ejecutada o no. También se contempla la posibilidad de pena de multa e inhabilitación especial.

El Artículo 446 del Código Penal: explicación sencilla

El Artículo 446 del Código Penal trata sobre la responsabilidad penal de los jueces o magistrados que dicten sentencias o resoluciones injustas. En este artículo se establecen diferentes penas dependiendo de la situación específica del caso.

Pena de prisión:
En el primer caso, si la sentencia injusta es dictada en una causa criminal por delito grave o menos grave y la sentencia no ha sido ejecutada, se establece una pena de prisión de uno a cuatro años. Sin embargo, si la sentencia injusta ya ha sido ejecutada, entonces la pena de prisión se aumenta a la mitad superior, es decir, de dos a cuatro años. Además, en ambos casos se impone la pena adicional de inhabilitación absoluta por un período de diez a veinte años.

Pena de multa e inhabilitación especial:
En el segundo caso, si la sentencia injusta es dictada en un proceso por delito leve, se establece una pena de multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por un período de seis a diez años.

Pena de multa e inhabilitación especial:
En el tercer caso, cuando el juez o magistrado dicta cualquier otra sentencia o resolución injustas, se impone una pena de multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por un período de diez a veinte años.

El objetivo de este artículo es garantizar la imparcialidad y la justicia en el sistema judicial, castigando a aquellos jueces o magistrados que actúen de manera negligente o intencionalmente, dictando sentencias o resoluciones injustas. De esta manera, se busca proteger los derechos y la confianza de los ciudadanos en el sistema judicial.

Es importante destacar que esta norma penal está diseñada para proteger tanto los derechos de los ciudadanos como la integridad del sistema judicial, evitando que los jueces o magistrados puedan abusar de su poder o actuar de manera irresponsable. Al establecer penas proporcionales a la gravedad de la conducta ilícita, se busca garantizar la justicia y el correcto funcionamiento del sistema judicial.

magnifiercross