Artículo 245 del Código Penal Explicado

1. Al que con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena, se le impondrá, además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas, la pena de prisión de uno a dos años, que se fijará teniendo en cuenta la utilidad obtenida y el daño causado.

2. El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.

art 245 cp

¿Qué nos indica el Artículo 245 del Código Penal?

El Artículo 245 del Código Penal hace referencia a las acciones que se consideran delitos de usurpación y ocupación ilegal de inmuebles en España.

En este artículo se establecen dos supuestos distintos en los que se puede cometer este delito.

El primero de ellos, en su apartado 1, hace referencia a la ocupación de una cosa inmueble o la usurpación de un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena, mediante el uso de violencia o intimidación en las personas. Es decir, se castiga tanto la ocupación de un inmueble propiamente dicho como la usurpación de un derecho real sobre un inmueble que pertenece a otra persona.

El apartado 2 del artículo se refiere a la ocupación de un inmueble, vivienda o edificio ajenos, sin autorización debida, siempre y cuando estos no constituyan la morada del ocupante ilegal. En este caso, se castiga tanto la ocupación inicial del inmueble como el mantenimiento en el mismo, en contra de la voluntad del titular.

Ambos supuestos de ocupación ilegal o usurpación están penados por la ley, pero con penas diferentes en función de la gravedad de las acciones realizadas.

El Artículo 245 del Código Penal: explicación sencilla

En términos sencillos, el Artículo 245 del Código Penal establece como delito la ocupación ilegal de inmuebles o la usurpación de derechos reales sobre inmuebles que pertenecen a otra persona.

En el primer supuesto, se castiga la ocupación o usurpación realizada mediante el uso de violencia o intimidación en las personas. En estos casos, además de las penas establecidas por las acciones violentas, se impone una pena de prisión de uno a dos años. La pena concreta se determina teniendo en cuenta la utilidad obtenida por el ocupante ilegal y el daño causado.

En el segundo supuesto, se castiga la ocupación de inmuebles, viviendas o edificios ajenos, siempre y cuando estos no sean la morada del ocupante ilegal. En estos casos, se impone una pena de multa de tres a seis meses.

Es importante destacar que este artículo tiene como objetivo proteger el derecho de propiedad y la seguridad de las personas en relación a sus inmuebles. Las penas establecidas buscan desincentivar este tipo de conductas y proteger los derechos de los propietarios legítimos.

magnifiercross