Artículo 12 del Código Penal Explicado

Las acciones u omisiones imprudentes sólo se castigarán cuando expresamente lo disponga la Ley.

art 12 cp

¿Qué nos indica el Artículo 12 del Código Penal?

El Artículo 12 del Código Penal establece que las acciones u omisiones que son consideradas imprudentes solo serán castigadas si la Ley así lo dispone de manera expresa. Esta disposición se refiere a una clase de conductas que no son intencionadas ni negligentes, sino que se derivan de la falta de cuidado o previsión por parte de una persona.

El Artículo 12 del Código Penal: explicación sencilla

El objetivo principal del Artículo 12 del Código Penal es establecer las condiciones bajo las cuales se puede castigar legalmente una conducta imprudente. Pero, ¿qué significa realmente este artículo y cómo se aplica en la práctica?

En primer lugar, es importante destacar la palabra "imprudentes". Esta palabra se refiere a acciones u omisiones llevadas a cabo sin la diligencia necesaria, es decir, sin el cuidado o previsión que una persona razonable debería haber tenido en circunstancias similares. Es necesario señalar que la imprudencia es diferente de la intencionalidad o la negligencia. Mientras que la intencionalidad se refiere a actos realizados a propósito y la negligencia a la falta de cuidado o previsión, la imprudencia es una forma más leve de irresponsabilidad.

La siguiente clave del artículo es la expresión "sólo se castigarán cuando expresamente lo disponga la Ley". Esto significa que, para que una acción u omisión imprudente sea sancionada penalmente, debe existir una norma jurídica específica que así lo establezca. En otras palabras, no todas las conductas imprudentes son punibles por sí mismas, sino que solo aquellas que estén previamente reguladas y penalizadas por la Ley.

Es importante entender que este artículo no hace referencia a cualquier tipo de conducta imprudente, sino únicamente a aquellas contempladas en la legislación. Por lo tanto, no todas las imprudencias son delitos penales. Cada país tiene su propio Código Penal en el que se recogen las conductas consideradas delictivas, y es en dicho código donde se establecen las sanciones aplicables a las conductas imprudentes en cada caso específico.

En resumen, el Artículo 12 del Código Penal español establece que las acciones u omisiones imprudentes solo serán castigadas si la Ley así lo establece de manera expresa. Esto implica que, para que una conducta imprudente sea punible, debe haber una disposición legal específica que la establezca como delito. Por lo tanto, no todas las conductas imprudentes son penales, sino solo aquellas que estén previamente definidas y sancionadas por la Ley.

magnifiercross